Los profesores del Departamento de Ciencias y Trastornos de la Comunicación de la Universidad de Carolina del Este han publicado una revisión de materiales revisados ​​por pares seleccionados desde 1980 para actualizar la comprensión de los patrones y las circunstancias de la recuperación a largo plazo de la afasia después de un accidente cerebrovascular.Antes de 1980, la mayoría de los patólogos del habla y el lenguaje sostenían que las mejoras significativas en la afasia posterior al accidente cerebrovascular se asociaban principalmente con el período de recuperación espontánea (6 a 12 meses), después del cual generalmente no se esperaban mejoras significativas ni se informaba con frecuencia. Durante las últimas décadas, esos puntos de vista han ido cambiando debido a una variedad de factores, y el artículo actual intenta resumir los mejores entendimientos actuales.

Los autores analizan una muestra de 33 estudios extraídos de revistas científicas (por ejemplo,Afasiología, Corteza) y en otros lugares (p. ej., Aphasia Access'sPapel blanco). The sample covers the spectrum of study types in aphasia – e.g., some discuss changes following individual courses of therapy, while others document changes in subjects not actively enrolled in intervention studies. Their subjects are drawn from most aphasia diagnostic categories – e.g., Broca’s, Wernicke’s, global, anomic, conduction, transcortical motor, etc. – and the methodologies include both group- and case-studies. The authors summarize what sorts of changes are noted, in which subject groups, in which modalities, and under what circumstances; and they then seek to generalize across the article selection.

Their findings reveal, over the past thirty-one years, widespread reports of significant changes in persons with post-stroke aphasia presented well beyond the period of spontaneous recovery. For example, a study that was published in 1990 by M Naeser, A. Gaddie and colleagues describes 14 persons with global aphasiacuya mejora en la comprensión auditiva de una sola palabra se asoció con una relativa preservación de las regiones corticales del área de Wernicke. Un informe posterior, publicado en 1997 por Aftonomos, Steele y Wertz, informa mejoras significativas en 23 sujetos en una variedad de modalidades comunicativas y niveles de gravedad, luego de la participación en un programa de terapia basado en computadora. Y un estudio de serie de casos realizado en 2020 por Jungblut y sus colegas encontró mejoras secuenciales significativas en tres sujetos en la etapa crónica de afasia que acudieron a evaluaciones anuales durante varios años.

Los autores concluyen que las personas con afasia pueden mostrar mejoras continuas tanto en el lenguaje receptivo como en el expresivo, aunque las causas subyacentes no se comprenden bien. Esto último requerirá una investigación específica.

Para leer más:F. Jebahi, C. Ellis. 2021. Recuperación a largo plazo de la afasia post-ictus.Tendencias Actuales en Neurología, págs. 1-12. Disponible del autor correspondiente, Prof. Charles Ellis, Jr., Departamento de Ciencias y Trastornos de la Comunicación, Universidad de Carolina del Este, ellisc14@ecu.edu

Enlaces de información relacionados con la afasia

Volver a la biblioteca de recursos sobre la afasia

Visite la biblioteca de recursos sobre afasia